El marketing digital y la seguridad

Algo que repito sobre mucho, porque es muy relevante, es que la clave del éxito del marketing digital es que los hábitos de las personas han cambiado. Pienso hace diez años, cuando ya teníamos acceso a internet en nuestros dispositivos móviles pero no pasábamos tanto tiempo navegando; lo utilizábamos principalmente para revisar y enviar correos electrónicos.

Research in Motion (RIM), recordada por sus dispositivos BlackBerry®, fue pionera en ese tiempo con las aplicaciones de mensajería instantánea (IM).

Hoy hacemos prácticamente todo desde nuestros teléfonos o tablets. Esto ha permitido que pasemos más tiempo navegando en internet en general y medios sociales en particular. Este tipo de comportamiento ha dejado espacio para que empresas, tanto grandes y pequeñas puedan mercadear sus productos y servicios de forma más efectiva.

Así como esta tendencia nos ha traído muchas ventajas, también ha aparecido con riesgos potenciales.

A continuación les listo algunos de los potenciales riesgos que conlleva el marketing digital y cómo prevenirlos

Phishing

Pronunciado como la palabra en inglés utilizada para pescar (fishing) es una práctica mediante la cual se hace una copia exacta de una página web muy utilizada, como un perfil social, un banco o un portal de comercio electrónico, donde se pide la información de acceso. Al ser esta una copia, hay personas detrás que roban estos datos que hemos suministrado.

Para asegurarse de no ser víctima del phishing, al momento de iniciar sesión, verifique la dirección que ha ingresado en el navegador para asegurarse que sea la página de acceso del servicio que al que verdaderamente quiere ingresar. Cuando haga clic en el vínculo que le envían por correo, siempre verifique la dirección en la que está a punto de ingresar su información ya haciendo clic usted no ingresa la dirección a la que quiere ingresar.

Suplantación de identidad

Es cuando otra persona crea un perfil haciéndose pasar por alguien más. Esto es muy común en medios sociales cuando descargan las fotografías de otra persona y las utilizan para crear otro perfil pretendiendo ser esta persona.

Para reducir este riesgo es muy recomendable establecer los parámetros de seguridad de una cuenta de modo que solo las personas más cercanas a nosotros puedan tener acceso a la información más sensible. Plataformas como Instagram y Twitter tienen opciones en las que se puede elegir que solo le puedan seguir personas que usted autoriza, es decir que las personas envían una solicitud y usted decide si aceptar o rechazarla.

Plataformas como Facebook y WhatsApp permiten elegir qué información puede ver quien, como las fotografías, puede elegir que solamente sus amigos puedan verlas.

Aislamiento

Quizá sea el riesgo más grande. Muchas personas no entienden la interacción social si no es a través de medios digitales. Es muy común que en una mesa haya personas que en lugar de estar compartiendo entre ellas prefieren interactuar con personas que están más lejos.

Es cierto que actualmente la tecnología nos permite acortar lazos a pesar de la distancia, pero no por ello vamos a preferir esto y quitarles el tiempo y la importancia a las personas que tenemos más cerca. Cuando esté con alguien recuerde hablar viéndole a los ojos. Si la relación es más de amistad, no se priven del contacto físico y los abrazos.

Espero estos consejos les sirvan para reducir los riesgos que ha traído consigo el marketing digital.


Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Subscribe to get 15% discount